Rompecabezas para niños de Primaria: ¿Cuáles son sus beneficios?

Sep 12, 2022 | alumnos-washington, capsula-washington, colegio-washington

Los rompecabezas han sido por muchos años juegos representativos de la etapa infantil. Sin embargo, todos hemos pasado minutos, incluso horas, tratando de resolverlos, pues atrapan las mentes de cualquier edad. En especial, durante la Primaria son ideales para potenciar el aprendizaje de los pequeños. Continúa leyendo y descubre más sobre sus beneficios.

Los rompecabezas, más que juguetes para niños

El propósito de armar un rompecabezas hoy no es muy distinto del de sus inicios. De acuerdo con el sitio de arte My Modern Met, su invento está relacionado con la didáctica de la geografía, y resultó tan interesante que se volvió una herramienta de ocio y recreación en épocas posteriores.

A los chicos de generaciones más jóvenes podría parecerles extraño actualmente que una herramienta didáctica como los juegos de mesa, que no tienen ninguna pantalla para interactuar, pudiesen haber tenido tanto éxito hasta el día de hoy. Una de las razones podría radicar en el hecho de que resolver un rompecabezas implica una estimulación para quienes poseen ganas de superar obstáculos.

El propio nombre nos acerca a su objetivo: pensar, razonar, activar nuestras neuronas, al tiempo que mantiene el interés de quien lo resuelve. Precisamente ese interés que genera lo hace una herramienta didáctica perfecta. Ya que los pequeños no reflexionan que están aprendiendo, sino que enfocan su atención en el juego y la estrategia para alcanzar una meta.

En un estudio de campo sobre el tema, las autoras Jackeline Iparraguirre y Brenda Quipozcoa citan a diversos autores sobre los beneficios del rompecabezas como estrategia didáctica.

Mencionan que los rompecabezas logran “El desarrollo de la capacidad de análisis y síntesis, a través de sucesivas desintegraciones e integraciones del ‘todo’ y sus partes”.

Beneficios de armar rompecabezas

Con lo anterior, nuestros pequeños obtienen muchos beneficios tales como:

  • Mejora la concentración y el enfoque
  • Estimula la inteligencia espacial
  • Estimula la habilidad manual (movimientos finos)
  • Mejora la agudeza visual
  • Estimula el razonamiento lógico
  • Motiva a la resolución de problemas
  • Mejora la toma de decisiones
  • Fomenta el trabajo autónomo y en equipo
  • Resolverlo en familia o amigos, refuerza el vínculo afectivo y fomenta valores como la solidaridad
  • Fomenta la paciencia y el esfuerzo por un resultado posterior a un plazo determinado, opuesto a una gratificación inmediata.
  • Promueve una buena salud mental y emocional 

El rompecabezas como representación de un logro

Los rompecabezas también tienen otra función pedagógica relevante en el aprendizaje y desarrollo de los niños: la gratificación como resultado de un esfuerzo.

Para un niño, ver en orden este objeto también representa la resolución de un acertijo, lo que impulsa su autoconfianza y la seguridad de que pueden superar cualquier reto con que se enfrenten.

Lo anterior quiere decir que si los adultos debemos intervenir, debemos hacerlo solo para orientar al pequeño acerca de la lógica que deben seguir para que lo resuelvan por sí mismos. Eso es fomentar el aprendizaje proactivo, lógico y autónomo.

Esto los prepara, de igual manera, para saber esperar y enfocar su atención en el momento presente. Esto contrario al concepto de multitasking que actualmente ha demostrado tener repercusiones tanto positivas como negativas.

Y a esto se le agrega otro elemento: la contemplación y el gozo visual que produce un rompecabezas terminado, pues dependiendo de la imagen, las formas y los colores que tenga, es apreciado como un objeto.

Una idea genial para reforzar esta idea del logro es enmarcar el rompecabezas, a manera de poder tenerlo como un objeto artístico de decoración y como recordatorio de la dedicación empleada.

Si tu hijo aún es pequeño y no está acostumbrado a armar rompecabezas, lo ideal es que comience por los más sencillos. Pueden ser de madera, o de cartón pero con piezas grandes.

Se debe aumentar gradualmente la complejidad, hasta formar imágenes más elaboradas y saber embonar las piezas de acuerdo con su figura.

Por supuesto, toda la información anterior está basada en los rompecabezas impresos, aunque hoy ya sabemos que existen los virtuales en diversas aplicaciones. Si bien estos también ayudan a la habilidad visual de los pequeños y a la capacidad de observación, también se ha concluido que el brillo de pantallas es perjudicial en exceso. 

Lo recomendable es exponer lo menos posible a los pequeños a este daño, además de recuperar una tradición y pasatiempo manual que el ser humano ha disfrutado con sus propias manos desde su invento. Pues hoy sigue vigente y aún se puede aprovechar al máximo su uso. Y lo mejor: ¡es una de las actividades más fáciles de hacer en casa y en familia!

¿Sabes si en la escuela de tu hijo lo motivan a usar rompecabezas u otros juegos de mesa para estimular su intelecto? En el Colegio Washington promovemos una educación integral que equilibra la tecnología con herramientas didácticas tradicionales.

Esto es algo que debes tener en cuenta al escoger una Primaria. Entérate de otros puntos a considerar haciendo clic al siguiente botón y descargando gratis una guía que te informará sobre esto y más para tu hijo durante este nivel educativo.

Submit